Bienvenido querido usuario a fantasticlubvip.com. Esperamos que tu estadía aquí sea placentera y que compartas muchas cosas con nosotros.
ewe
Anto
Bee
Kohu
Últimos temas
» [ANUNCIO]Ultimo anuncio como clubvip
Lun Mar 31, 2014 5:44 am por .:beezep:.

» {FanFic | Yuri - Hetero| .ChaeRa} Missing You.
Sáb Ene 25, 2014 10:51 pm por » ewe.

» {One Shot/Hetero/G-Dragon}...Mi estrella...
Sáb Ene 25, 2014 4:59 pm por Giss ♣

» {G-Dragon} Inscripciones
Sáb Ene 25, 2014 3:06 pm por Giss ♣

» {G-Dragon} Reglas de Sección.
Sáb Ene 25, 2014 1:51 am por Idilio.-

» {G-Dragon} Miembros.-
Sáb Ene 25, 2014 1:34 am por Idilio.-

» [Importante] Sitios Web Oficiales de 2NE1
Dom Ene 12, 2014 6:02 pm por Daymin-chan

» [Biografía] 2NE1
Dom Ene 12, 2014 5:29 pm por Daymin-chan

» [Información] Bom&Hi (Park Bom y Lee Hi)
Dom Ene 12, 2014 6:24 am por .:beezep:.

El diseño del foro, así también del Skin y la información y contenido de éste son obras del staff administrativo de @fantasticlubvip. Noticias, actualizaciones y fotos se les da su merecido crédito a los k-fansites de Big Bang, así también a Twitter, google, Facebook, youtube, etcétera. Códigos HTML & Css @Foroactivo y @oursourcecode.net. ¿Alguna queja? Contáctenos.
Photobucket

[One Shot Big Bang: G- Dragon] Together Forever

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

[One Shot Big Bang: G- Dragon] Together Forever

Mensaje por Invitado el Sáb Mayo 19, 2012 8:32 pm

Hola bueno aquí traigo un one shot espero les guste y opinen


Titulo: Together Forever
Autor: Nanci
Clasificación: Todo Publico
Sinopsis: ♥ Nos veremos en la próxima vida. Tú y yo…no podemos estar juntos en ésta. Nos veremos en la próxima y no te perderé pase lo que pase.


–¿Crees que podamos firmar con los Alemanes?
–No lo se según el presidente son unos chicos duros – dijo GD a Taeyang sonriendo de medio lado, ya que el sabia que los Alemanes fueron los que los buscaron a ellos. – La verdad creo que saben lo que quieren y nosotros también pero llegaremos a un acuerdo.
–Supongo que si, aun que fue algo extraño que fuera así la reunión ¿no?. Lo cierto es que hay algo extraño en ello. ¿Reunirnos así, con traductores como testigos? –dijo Taeyang mientras recordaba la reunión de esa tarde. Se habían reunido con un equipo alemán que los quería promover en su país, ya que sabían de la fama de Big Bang y como el Kpop iba creciendo con ellos a la cabeza. Se había encontrado en un edificio todo granito y cristal. Donde se habían comunicado ellos en su idioma los Alemanes en el propio, dos traductoras habían hecho el trabajo de comunicación entre ellos, había sido extraño, pero esperaba que productivo, le encantaría pisar tierras Alemanas por promoción y por conocimiento. –Seria interesante hablar alemán ¿no? No me digas que a ti no te gustaría.
–Creo que deberíamos primero hablar Ingles a la perfección antes de entrar a otro idioma. Y deja de estar con cara de soñador ya casi escucho lo que piensas te encantaría sacar tu disco e Iniciar tu gira por todo Europa eh?.
GD miraba a Taeyang mientras este caminaba por la habitación jugando con una pequeña pelota.
–Sí, me lo imagino dime que tu no… Hemos llegado muy lejos ¿no crees?
–Si, trabajamos duro y nos hemos esforzado mucho para cumplir nuestros sueños. Así que si estoy orgulloso de todos nuestros logros. – GD se dirigió a la ventana del dormitorio y miró a la calle, donde la gente paseaba de un lado a otro como en un mundo diferente al de él, hacia tiempo que se sentía extraño como si algo faltara, pero no era una sensación nueva, era algo que cada año crecía con el–. Cualquiera se sentiría orgulloso de si mismo al lograr las metas que te pones al día.
Taeyang contestó con una sonrisa antes de salir de la habitación de GD para ir a la propia. En cuanto se hubo cerrado la puerta, GD dejó de sonreír y observó su habitación detenidamente. Cada año se sentía mas intranquilo en el plano personal, en el profesional tenia mas de lo que imaginaba, pero en lo personal faltaba algo, pero no conseguía averiguar qué.
Se comenzó a desvestir para meterse a bañar y a ver si así se iban los pensamientos que se iban colando a su mente tratando de acabar con la felicidad que hace unas horas lo habían mantenido eufórico, bajo la ducha recordó el rostro de la traductora. Su largo pelo negro recogido en una coleta, su piel porcelana, sus labios perfectamente delineados y de un suave color melocotón, los ojos grandes y oscuros como la noche. Iba vestida con una blusa azul cobalto y unos pantalones negros metidos en unas botas de tacón que despertaban en Gd las más traviesas fantasías.
Estaba solo, y eso le hizo darse cuenta con dolor de cuánto tiempo llevaba sin sentir las caricias de una mujer.
GD cerró la llave de la ducha, secando su cuerpo cuidadosamente mientras el espejo le regalaba el reflejo de un chico sano, guapo y solo, se alejó del espejo y poniéndose una mano en el pecho intento calmar los latidos de un corazón ansioso de amar y ser amado.
GD se despertó sobresaltado. Sabía que había estado soñando durante toda la noche, pero en cuanto abrió los ojos no pudo recordar el contenido de dichos sueños. Lo que era obvio era que habían sido muy intensos porque estaba sudoroso y el corazón le galopaba dentro del pecho como un caballo desbocado. Tardó unos segundos en sentirse completamente despierto en el mundo real y, cuando lo consiguió, se bajó de la cama y fue directo al cuarto de baño. Se metió en la ducha y se dispuso a comenzar el día.
Salió del cuarto de baño dispuesto a ser el perfecto líder del famoso grupo Big Bang.
Pero cuando llego a donde están ya el resto de sus compañeros se encontró con que tenían el día libre y todos ellos ya tenían planes.
–Sera grandioso ir a visitar a mis padres –decía Daesung
–¿Yo debo ir con mis padres o debo salir con una chica? –se preguntaba Seungri haciendo una cara tierna mientras pensaba.
– Yo dormiré mas tiempo- decía Taeyang ya dispuesto a ir a meterse a su cama.
–¿Y TOP? –pregunto GD al no ver al mayor de ellos por ningún lado
–A él ya le habían dicho desde ayer así que ha de estar en su casa durmiendo o preparándose para una cita –respondió Taeyang–. GD ven a recogerme a la hora de la comida, comamos juntos.
–Muy bien –contesto, lo cierto era que no tenía ningún plan mientras los demás estaban ya poniéndose en marcha para cumplir los suyos. Así pues, vio como Daesung y Seungri salían de la casa común para ir a donde quiera que al final decidieran ir. Taeyang subió las escaleras dispuesto meterse bajo las cobijas con Boss que era un dormilón como el dueño. Miro a su propio perro, Gaho que lo miraba moviendo su pequeña cola, subió a su habitación a buscar una gorra, su mochila poniendo unas botellas y el tazón de agua de Gaho, las gafas de sol y salió a la calle y que Gaho guiara el camino. Lo primero que hizo nada más salir fue correr detrás de un gato que tuvo la des fortuna de ponérsele enfrente. Le resultó relajante caminar y correr junto a gaho sin preocuparse por nada, ni pensar, solo sentir el viento soplando ligeramente, se le hizo extraño que no se le hubiera ocurrido hacerlo antes.
Eran sólo las nueve de la mañana y hacia una buena temperatura ni muy caliente ni frio. Las calles poco a poco cobraban vida, pero aun era temprano, de hecho la mayoría de las tiendas ni siquiera habían abierto.
GD caminó desde la casa hasta el parque que quedaba a 4 kilómetros, le encantaba caminar, pero se detenía de vez en cuando para asegurarse Gaho estuviese bien, antes de llegar al parque se encontró a un músico callejero que tocaba el saxofón, decidió quedarse a escuchar unos minutos mientras gaho se tomaba el agua que le había servido en su pequeño tazón, al pasar cerca del músico, le dejó un billete en la funda del instrumento.
–Muchas gracias, ¿Puedo tocar algo especial para usted en este bella mañana?
–Algo dulce e intenso –respondió GD sorprendiéndose de pedir algo así.
El músico sonrió comprendiendo perfectamente lo que le pedía y enseguida comenzó a tocar. GD se quedo un poco mas para escuchar la canción completa, Gaho se echo a sus pies como si el mismo comprendiera la música que en ese momento los envolvía. Fue entonces cuando notó una especie de cosquilleo en la nuca, se dio la vuelta... y la vio.
Allí estaba la traductora justo al otro lado de la calle.
Ella le miraba fijamente como si quisiera traspasar todos sus pensamientos en ese mismo instante. Él también la miró durante unos segundos mientras sentía cómo una oleada de calor inundaba su cuerpo con una intensidad completamente desconocida para el. Fue ella la que aparto la mirada, y lo hizo con una sonrisa. Después volvió a mirarlo parecía que con aquella mirada estuviera tratando de decirle algo.
Un bus pasó en ese momento y para cuando pudo ver al otro lado ella ya no estaba.
GD la busco con la mirada, miró por todas partes, pero no había ni rastro de ella. ¿Por qué quería verla con tantas ganas? ¿Qué le diría si se encontrara frente a ella? ¿Cómo iba a explicarle lo que le ocurría después de verla por vez primera el día de ayer? Era como si algunas partes de su cuerpo que habían estado dormidas se despertaran de pronto. Era como si se derritiera por dentro, su piel se estremeciera, se le aceleraba el corazón y se le pasaban por la cabeza cosas en las que jamás había pensado.
Seguramente era deseo. Siempre había sido algo cauto con las chicas con las que salía, pero, por alguna razón, a lo mejor alguna extraña atracción química, cada vez que pensaba en aquella mujer a la que apenas conocía sentía el impulso irreprimible de arrancarle la ropa.
Quizá fuera que tenia mucho tiempo sin tener relaciones físicas, o quizá ella tenía algo que provocaba tal deseo... Tal vez aquellos ojos negros y enormes.
Cruzo la calle para ver el único lugar abierto que había allí, era una pequeña galería de antigüedades, echo un vistazo al interior de la tienda y lo que descubrió lo dejo sin habla, ahí había un cuadro enorme de una casa igual a la que había soñado cuando apenas tenia 6 años y que para él era un sueño frecuente últimamente.
Cuando consiguió despegar los ojos de aquel cuadro, entro a la galería para ver que mas había, pero regreso para ponerse frente al cuadro y mirarlo a detalle, todo estaba ahí, una casa al estilo Japonés, con su amplio jardín en la parte posterior y dos arboles sakura, un estanque de agua tan clara que bien se podía usar de espejo, el estanque tenia la curiosidad de nacer bajo la casa y donde te podías mirar desde un balcón que parecía flotar por encima de este, los pisos de madera de cerezo y la tranquilidad de la casa, si se concentraba podía escuchar el viento pasando por las flores del cerezo y el murmullo del agua.
–¡Dios mío! – Exclamó en voz alta sin darse cuenta–. ¿Cuál será el significado de todo esto?
–¿Quiere comprar ese cuadro? –le preguntó la dependienta.
–Sí, –respondió el saliendo de su ensimismamiento y sacando su tarjeta de crédito de la billetera – Podría mandarlo a esta dirección -dijo a la dependienta y pregunto antes de salir - ¿sabe algo del artista de este cuadro?
-No señor, pero investigare y le mandare la información que consiga junto con el cuadro. –dijo la dependienta bastante contenta por hacer una venta a esas horas de la mañana.
-Gracias –dijo GD mientras seguía su camino junto a Gaho rumbo al parque
Ya en el parque jugo un rato con Gaho y los juguetes que había llevado, para después tomarse un descanso y dirigirse a una de las cafeterías y pedirse un sándwich, mientras seguía pensando en el cuadro que acababa de comprar.
No le encontraba lógica a lo que acababa de hacer, pero sentía como si algo importante fuera a pasar.
Gaho se había echado a sus pies después de caminar y jugar estaba cansado así que se empezó a dormir mientras su dueño, esperaba que le sirvieran lo que había pedido, para después continuar su camino.
GD estaba comiendo tranquilamente y disfrutando de las vistas cuando un pequeño tintineo lo saco de su ensueño, y después una voz de mujer le dijo:
–Señor. Necesito leerle la mano.
Alzo la vista a la mujer que se había puesto frente a el para encontrarse con uno de los rostros más bellos que había visto en toda su vida. Sus ojos marrones tenían un brillo especial y le tendió una mano cubierta de anillos y pulseras. Llevaba un turbante de seda morada y azul.
–Gracias, pero no quiero que me lean nada.
–No importa, lo necesita. Por favor – dijo la mujer mientras se sentaba en la silla frente a él tomándole la mano
GD se quedo callado esperando a ver que le decía esa mujer que olía a sándalo
–Su nombre... no, espere, no me lo diga –la mujer cerró los ojos unos segundos antes de aventurarse a decir un nombre–. Yong.
Aquello lo dejó con ganas de decirle que eso lo sabría cualquier persona con acceso a internet, televisión y un mundo de revistas.
–Claro –contesto sarcástico -sólo por curiosidad, ¿por qué ha decidido acercarse a mí?
–Ése es el nombre que dan los espíritus –afirmó mientras miraba su mano–. No tengo la menor idea de por qué, pero está claro que ese nombre te pertenece –se acercó para ver mejor las líneas de su mano–. Has tenido muchas vidas que convergen en ésta –levantó los ojos hasta encontrarse con los de GD–. Y has pasado mucho tiempo buscando la razón de por que elegiste seguir este camino tan difícil que te condena a la soledad aun estando rodeado de gente.
–Yo no estoy solo – dijo GD a aquella mujer estaba muy despistada, y sin embargo, por algún motivo, sus palabras estaban afectándole mucho, tanto que no pudo por menos que decir que sí a todo lo que ella iba diciendo.
–Interesante –comentó sin dejar de mirar su mano–. ¿Por qué veo el filo de una espada?
–¿Espada?
–Sí, como si hubieses muerto a causa del filo de esta.
GD retiró la mano y se puso en pie de un respingo, las espadas nunca le habían gustado nada siempre lo habían puesto muy nervioso no las soportaba.
–Tengo que irme.
–Vamos, no seas tonto. Todavía no te he echado las cartas.
–Tengo que irme –repitió mientras buscaba en su billetera.
–Es gratis. Vete. Esa mujer te está esperando.
Miró a la mujer, pero era obvio que ella había dado la lectura por terminada porque estaba barajando las cartas distraídamente. GD camino hacia otra parte del parque con Gaho guiando
–Señor –dijo la mujer de la galería dirigiéndose a el – Encontré información sobre el cuadro y como vi que se dirigía hacia el parque decidí traerla ya que después de todo vengo a comprar otras cosas –le informó mientras le daba un sobre que contenía la información que el había pedido.
GD le dio las gracias a la mujer y se puso camino a casa, pronto seria tarde y quería comprobar su correo y otras cosas antes de salir con Taeyang a comer.
Al entrar en la casa vio a Taeyang jugando con Boss y pronto Gaho se unió a ellos, es que acaso Gaho nunca se cansaba de jugar.
-Sí, por fin me he levantado –le dijo Taeyang con una enorme sonrisa–. ¿Qué tal te ha ido la mañana?
–Pues ha sido... rara –tiró las gafas y la mochila sobre la mesa de centro y se sentó en el sillón más grande para echar un vistazo a la información que le habían dado del cuadro. -Pero al menos he comprado un cuadro precioso – dijo mientras sacaba la información del sobre, mientras Taeyang miraba como Gaho y Boss lo dejaban fuera del juego de aventarse la pelota.
-solo tu puedes salir al parque y llegar con compras, y no cualquier compra si no un cuadro, dime tu como a estas horas encuentras algo así –le preguntaba mientras se sentaba a lado de el para mirar las fotografías del cuadro que había comprado.
-Bueno, esto es genial, muy bonito, es como el dibujo que me mostraste hace muchos años, claro este es mejor –dijo Taeyang reprimiendo una sonrisa ante mirada asesina de GD–. Es que uno de tus talentos no es dibujar; pero ¿como lo encontraste?.
–En una galería pequeña antes de llegar al parque, ahí estaba, también era el único lugar abierto a esas horas.
Taeyang asintió, mientras su estomago le recordaba que tenia que comer, que el yogurt que se había tomado no era suficiente.
–Hice reservación en el restaurant “Bonne Journée”– dijo con normalidad–. Supongo que ya estas listo para irnos –entonces cayó en cuenta de que se tenia que bañar para antes de salir a ningún lugar. Corrió rápidamente al baño para quitarse el sudor y la tierra que tenia después de jugar en el parque, Taeyang también corrió a bañarse rápidamente
– Vámonos, Ji ya quiero comer, también quiero ir a recorrer las tiendas un plan al que no puedes decir no ¿eh?. Después podemos ir al cine de incognito no… hace mucho que no salimos así, ¿qué te parece?
–Te has propuesto matarme de agotamiento antes de volver a casa, ¿verdad?
Taeyang tomó a GD de los hombros para guiarlo a la salida, lo cierto era que deseaba con todas sus fuerzas quitar esa mirada que últimamente GD ya no podía controlar sabia que algo pasaba, pero mientras GD no tuviera la mas mínima idea de que pasaba con el, no diría nada, pero eso no significaba que el no pudiera ayudarlo un poco, así que por ahora lo importante era sacarlo de allí cuanto antes. Algo estaba sucediendo y cada vez lo percibía con mayor claridad. Dentro de GD había algo que estaba volviendo a la vida de un modo que parecía incapaz de explicar.
Pasaron el resto del día paseando y yendo a los lugares que hacia años ya no visitaban. También entraron a casi todas las tiendas, donde gastaron mucho más dinero de lo que debían; por último entraron al cine a ver una película de detectives. Estando allí, GD se quedo como fuera del mundo seguro la película le había dado alguna idea de como resolver, las dudas que tenia, aunque no tardó en salir del estado de trance en el que se había sumido, Taeyang decidió no presionarlo, cuando Ji estuviese listo para hablar el estaría allí para escucharlo. Después fueron a cenar y dieron una última vuelta por los bares para tomarse un par de copas.
Cuando por fin regresaron a casa eran poco más de la una y les esperaba un mensaje en el teléfono. Taeyang fue directo a probarle una chamarrita que le había comprado a Boss y no se dio cuenta de que la luz parpadeaba porque paso de largo ha donde estaba Boss dormido, pero GD lo vio enseguida y puso el altavoz para escucharlo. Era la voz del Ceo Yang: “Mañana nos reunimos otra vez con los alemanes estén listos a las 10:00 am. Parece ser que van a firmar con las condiciones que pedimos estense listos para todo”.
Esperó hasta un rato para que la casa se quedara en silencio sabia que no podría dormir aun que al día siguiente se tuviese que levantar temprano, salió de la casa con la intención de ir a caminar y respirar el frio de la noche con la esperanza de regresar en una hora y quedarse profundamente dormido.
Pudo sentir el olor de la calle, el aire cálido y fresco. Dio unos pasos por la acera mirando hacia todos lados, pero no parecía que no había nadie en la calle. Unos segundos después oyó en la distancia el sonido de unos pasos.
Miro hacia delante y hacia atrás porque el eco de los pasos parecía llegar de todas partes al mismo tiempo. Fue entonces cuando la vio, a GD empezaba a acelerársele el corazón, pero se quedo esperando, ella se movía muy lentamente, como si nada le preocupara como si tuviese todo el tiempo del mundo, como si estuviera deleitándose del poder que ejercía sobre el. Al fin se detuvo frente a él, iba cubierta de negro de pies a cabeza, de tal modo que resultaba imposible distinguir qué aspecto tenía. Entonces le sonrió y le dijo con una dulce voz:
–Ven –GD la miro como si no comprendiera de que iba todo aquello
–No puedo, no quiero, tengo que volver a mi casa, tengo que descansar, mañana tengo una reunión muy importante.
–No podrás descansar en el estado en el que te encuentras
–¿Cómo está tan segura? ¿Y... cómo sabe donde vivo?
–Contestaré a todas tus preguntas si me acompañas.
–Pero...
Tendió su mano enguantada invitándolo a seguirla. GD tuvo la sensación de que iría con ella hasta el fin del mundo y le dio miedo, sus nervios se congelaron y se quedo parado ahí donde estaba, se sentía mal, sabia que con eso la lastimaría pero no estaba listo aun no algo dentro de él le decía que fuera con ella, que la siguiera pero la parte razonable ganaba la batalla. Se hundía en un mar de dudas, ¿que haría? ¿Que era lo que descubriría?, por que ahora los sueños y los miedos eran mas profundos que antes, al alzar la mirada, se encontró con sus profundos ojos.

–Llevo mucho tiempo esperando a que llegara este momento.
GD intentó olvidarse del miedo que sentía y sostener aquella mirada que estaba sondeando hasta lo más profundo de su alma sin que el pudiera impedirlo. ¿Por qué con sólo estar a su lado todo su cuerpo se echaba a temblar? ¿Por qué?
–¿Có... cómo es posible que hayas estado esperando? ¿Si nos conocimos hace sólo un día?
–Nos conocimos hace mucho mucho tiempo.
GD agitó la cabeza negando lo que acababa de oír, sin preguntar qué significaba aquello, seguramente porque tenía miedo a lo que pudiera responder.
–Te vi en la mañana
–Pero no me hablaste, aunque lo deseabas. ¿Por qué te resististe a lo que te pedía el corazón?
Se le encogió el estómago hasta quedarse del tamaño de una nuez.
–Yo... no sé que decir, no se si quiero saber mas de lo que creo saber...
–Tienes miedo, lo sé.
Ahora sí que estaba aterrado.
–¿Cómo es posible?
–Te he dicho que llevo esperándote mucho tiempo. Pensé que nunca regresarías, es difícil mantener la esperanza cuando el tiempo pasa y te golpea, han sido tiempos difíciles. Pero ahora ya estas aquí.
–No sé de qué estás hablando –susurró GD con poco convencimiento.
–Ya lo sabrás. Confía en mí –alargó la mano hacia él y le acarició la mejilla con mucha suavidad mientras cerraba los ojos con un suspiro–. Si no estas listo para escuchar lo que tengo que decir ¿me harías el honor de acompañarme a la calle principal? tengo que ir a casa también
GD la miró en medio de la oscuridad y luego asintió mientras se ponía a su lado para caminar hasta la calle principal, donde aun a esas horas pasaba el trasporte que la llevaría a donde fuera que ella viviera. Caminaron por la calle, uno a lado del otro como si fuera lo más natural del mundo, GD sintiéndose completo, abrumado y preocupado por esos sentimientos, ella con un tono de frustración.
En un impulso GD tomo la mano de ella y caminaron así como dos enamorados disfrutó de sentir la calidez que ella desprendía.
–Prométeme una cosa –susurró ella entonces–. Prométeme que cuando descubras todo me dirás tu decisión.
–¿Qué decisión?
Ella alzo la mano hasta su barbilla para obligarlo a mirarla.
–Una decisión que cambiará tu vida y la mía para siempre. Pero todavía no.
Tenía los labios tan cerca de los de el que podía notar su respiración cada vez que pronunciaba una palabra. Deseaba que ella lo besara, lo deseaba con todas sus fuerzas. Como si pudiera leer sus pensamientos, se acercó un poco más
Con el primer roce de sus labios, cada célula del cuerpo de GD despertó a la vida de un modo que jamás habría podido imaginar; pero entonces un taxi sonó el claxon y los saco del ensueño en el que se habían sumergido.
–Ya nos volveremos a ver, espero algún día.
–¿Dónde?
– Ya me encontraras Ji Yong, en el momento en el que te sientas listo. Pienso que quizá en el momento adecuado te tropezaras con ello, o que te guiara tu instinto... Por ahora no estas preparado.
GD la vio como desaparecía en el taxi que había pasado inadvertido para el. Tomo el camino de regreso a su casa con la sensación de que estaba cometiendo un error muy grande. El se dirigió a casa tratando de no pensar en como se sentía. Sabía que no era el momento adecuado para pensar algo así, pero de alguna manera se sentía como si hace tiempo hubiese recorrido esas calles desesperado, con un atuendo de años muy antiguos. Se condujo por la calle sin perderse ningún detalle, las lámparas iluminaban bien aun que de vez en vez había algunas zonas oscuras. Habían decidido vivir en esa zona por la tranquilidad que la acogía no importaba quien eras, siempre y cuando te dedicaras a tu vida y no afectaras a los demás, por eso las casas tenían unas bonitas tejas del color de la terracota, la mayoría de ellas contaba solo con dos pisos algunas tenían unos jardines delanteros adornados con tejadillos en punta y estatuas de mármol u otro material. Había algunas cuantas con ese estilo. Casi al final se encontraba la casa de ellos, sin jardín delantero pero uno muy bien ubicado en la parte trasera, un enorme verja era lo que tenia en la parte frontal, donde estacionaban sus autos, que pocas veces usaban.
Entro a casa donde vio a un Seungri subiendo las escaleras de puntitas para no despertar a nadie en la casa.
–Así que después de todo fuiste con una chica ¿eh?
–Hyun.
–Espero te la hayas pasado bien, -dijo Gd sonriendo a un sonrojado Seungri.
–Si me fue bien, y tu Hyun ¿te la pasaste bien?
–Si claro, llegue hace rato pero salí a caminar para dormir mejor. Al propósito de ello tenemos que estar listos temprano tenemos reunión con los alemanes, estate listo para todo, y ya que te descubrí camina de manera normal por favor pareces un gruña parado así.
Seungri asintió y comenzó a caminar a su habitación mientras GD hacia lo propio no tenia sueño pero ya se forzaría a dormir, tenia que estar con todos sus sentidos despiertos para la reunión.
–¿quieres que te despierte mañana hyun?
– Si por supuesto, aun que seria bueno que lo hicieras de una manera correcta siempre te subes en mi cama y brincas como un niño pequeño
–Un pequeño precio que pagar Hyun por el precio de ser tu despertador y mira que no cualquier despertador el mas lindo que puedas encontrar.
–Ya, te lo tienes muy creído no…
–Hyun ¿dices que no soy lindo?
–Eres lindísimo pero no le digas a nadie que yo te lo dije.
Y con eso cada quien entro a su habitación, para descansar las pocas horas que tenían.
Pero los sueños de GD fueron perturbadores. Había conocido a chica de ojos negros como la noche. Un matrimonio rápido con ella, no soportaba la vida sin ella, desde el momento en que la vio, supo que era ella la persona por la que podría vivir eternamente. Pero fue arrancada de sus brazos de mala manera. Una enfermedad que hacia que tu sangre se volviera negra la había ido matando poco a poco, no lo soportaba, tenia que hacer algo, corrió por calles y caminos para encontrar a una curandera que le diera, la cura a su amada, era imposible no había cura. La muerte cobraba una vida, no importaba de quien fuera quería una vida y la tendría. Pero seria la vida de él, ya que él no podría vivir en un mundo sin ella, prefería la muerte. Ese aciago día en que decidió dar su vida por ella fue tomado rápidamente una espada atravesó su cuerpo, dándole a ella la cura a el la muerte. La curandera
le gritó su maldición y su bendición. Lo tocó cuando él todavía no se había dado cuenta de como se desangraba.
Gd se despertó sobresaltado que era todo aquello, ¿que maldición? ¿que bendición se había dicho ese día?, era un sueño o un recuerdo.
Ya no podría dormir así que se preparo para la reunión.
La reunión con los alemanes había ido bien, solo hubo una diferencia ella no estovo ahí.
No sabia como sentirse, si triste o molesto, ella había dicho que ya se verían pero cuando y como, había tanto que parecía escaparse de su memoria, tantas dudas, tantos miedos.
El cerebro le decía que debía ser cauteloso, que investigara primero. ¿Pero investigar que? De alguna manera sentía que el cuadro que había comprado tenía algo que decir, pero las hojas que contenían la información no tenían nada interesante. Solo que era un tributo a una de las casas más hermosas del siglo XV, que había sido echa por un hombre profundamente enamorado. Y que se la había dejado en herencia a su única hija, después de que su amada esposa muriera. Eso había sido en el siglo XV ahora en pleno siglo XXI quien sabe si esa cas existiera, por alguna extraña razón creía conocer cada rincón de esa casa pero era imposible.
Y sin embargo algo le decía que esa casa era su respuesta.
–¿Hyun?
Daesung lo sacaba de sus pensamientos.
-llego un paquete para ti, esta pesado por lo tanto no lo traje a tu habitación. ¿Estas bien Hyun? Parece que estabas a millas de distancia de aquí.
-si estoy bien solo estaba pensando. Vamos a ver que es.
Abrió el paquete desesperado por ver el cuadro que por fin había llegado.
-oh Hyun, ¿compraste ese cuadro? Es muy bonito copia fiel de esa casa antigua.
-¿cual casa? La conoces ¿conoces donde esta esa casa?
Pregunto GD a Daesung cada vez mas desesperado.
-Hyun, Hyun tranquilo claro que la conozco es una de las casas mas antiguas de Corea. Nadie puede entrar en ella, esta cerca del Estadio olímpico, recuerdas que cuando grabamos la canción para el mundial, salimos a dar una vuelta, bueno pues esa casa esta por ahí, solo que bien custodiada, aparentemente una familia extranjera la compro, le pagan a alguien para que la mantenga en optimas condiciones, pero nadie vive ahí. La casa se sigue manteniendo igual desde hace siglos.
- esa casa sabes donde esta, me llevarías ahí.
–Si hyun me acuerdo, y si si quieres te llevo, cuando tu me digas. –le dijo Daesung a un pálido y ansioso GD
-ahora llévame ahora mismo
Dijo GD tembloroso mientras sus pensamientos volvían al pasado:

“¡Juro que el volverá a la vida! ¡Y su amante vivirá también, jamás envejecerá, ni morirá, esperara hasta que recupere el amor que le ha sido arrebatado esta noche maldita!” dijo la curandera, mientras Young Mi ella lo abrazaba con fuerza.

–¿Porqué lo hiciste?, ¿Por qué? tenias tanto que dar. Tanto porque vivir. –dijo ella tratando de detener la hemorragia.
-sin ti, no tengo nada.
-Dicen que cuando el tiempo pasa y las almas son purificadas, las personas que conoces vuelven a encontrarse. Si esa maldición que has aceptado nos rencuentra y nos volvemos a encontrar huye de mi.
-¿Por qué? Acaso no me aceptaras.
-te he traído desgracias solamente.
-¿Por qué tendría que hacerlo? Ahora parece que te estoy dejando, pero dentro de muchos años, regresare y te amare aun más que en esta vida.
-te esperare hasta entonces.
Y el, en ese preciso instante cayo en los brazos de la muerte.

-Hyun, Hyun estas bien.-pregunto Daesung sacándolo del estado de trance
-por mi cobardía la deje congelada en el tiempo. Y aun ahora la rechacé cuando acudió a mí.
-¿de que hablas hyun?
-Llévame Daesung llévame a esa casa por favor.
-En ese estado hyun, no creo…
-Por favor…
-Bien vayamos.

Cuando llegaron a la casa GD le dijo a Daesung que regresara solo que el ya volvería después, un reacio Daesung hizo lo que le pedía, que mas podía hacer, mas que llegar a casa y pedir ayuda a Taeyang, para que vieran que solución podrían poner.
GD entro a esa casa, con el corazón desbocado, el balcón suspendido en el aire estaba abierto la brisa que venia húmeda debido al agua que la cargaba entraba en un recinto prácticamente vacío, a excepción de una mesa de ceremonia ahí no había nada.
Se acercó al balcón para mirar el jardín impecablemente cuidado, el lago seguía tan cristalino, aun podía mirar su reflejo en el. La tarde parecía en calma, como la última vez que estuvo ahí, hace ya 6 siglos.
Parecía que nada hubiese cambiado dentro de la casa, tal vez era así, ya que afuera el mundo era totalmente diferente. A que miedos y desgracias se tuvo que enfrentar ella, todo este tiempo sin el a su lado.
Supo el preciso instante en que ella entro.
Se dio la vuelta y la miro, estaba ahí con su vestido blanco impecable, y unas flores adornando su cabello, como el día de su boda, hace tanto tiempo.
-Perdón
-recordaste
-entonces ¿todo este tiempo has estado aquí? –dijo GD lleno de pesar, por todo ese tiempo en que ella ha estado sola, por su cobardía, se negó a dejarla ir, en cambio el solo había esperado algo en este vida.
- a veces viajaba. No podía estar aquí no? Seria raro.
-Sin cambios, sin nada
-el día que te vi por primera vez, estabas tan lindo, con los ojos limpios luchando por tus sueños. Pensé en si seria correcto acercarme a ti.
-y en cambió esperaste mas tiempo, viviendo en la soledad.
-¿estas listo? ¿Sabes que decisión tomaras, ahora?
–Prométeme que estás bien, mi amor. Por favor.

–Estoy perfectamente –susurró ella mirándolo a los ojos con deleite–. Mejor que eso, Yong, mi querido Ji Yong. Soy feliz
Entonces él se acercó a ella para inclinarse y besarla una y otra vez, con el rostro cubierto de lágrimas pero con el corazón latiéndole de felicidad. En ese momento Young Mi supo con total seguridad que jamás volvería a alejarse de él. Ni en esa vida, ni en ninguna otra. El por su parte estaba radiante, su vida estaba completa por fin, el agujero que tenia en el corazón estaba cubierto de felicidad y gozo.
a cubierto de felicidad y gozo.
avatar
Invitado
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Re: [One Shot Big Bang: G- Dragon] Together Forever

Mensaje por » ewe. el Dom Mayo 20, 2012 4:21 pm

wow esta increible, me encanto uno de los mejores que lei C:~


♥ ♡


gallery  ϟϟ  e w e
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _
avatar
» ewe.
♡ Administrador
♡ Administrador

Masculino León Rata
Nombre : Ϟ ewe.
Inscripción : 26/01/2011
Mensajes : 3984
Edad : 21
☆ Couple : g r i (?
Reputación Reputación : 45

Ver perfil de usuario http://www.fantasticlubvip.com

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.